Si en nuestra última publicación te hablamos sobre los mejores sobres monodosis de sal para hostelería en tiempos del Covid-19, hoy, en Fetén La Sal de Murcia vamos a informarte de los principales tipos de sal y sus usos en la cocina.

La sal es uno de los productos estrella de las despensas de los hogares españoles. Estamos ante el condimento por excelencia en las comidas que preparamos a diario, aunque en Fetén siempre recordamos que debemos ingerir este mineral en una dosis que no supere los 5 gramos al día.

 

Principales tipos de sal y sus usos

 

El mercado nos ofrece un amplio abanico de posibilidades a la hora de elegir qué tipo de sal queremos para condimentar nuestros platos. En Fetén te vamos a enumerar a continuación las principales variedades de sal que puedes comprar en los estantes de los supermercados o bien a través de Internet.

  1. Sal de mesa común:

Es la sal más usada en la cocina, deriva de la sal de tierra o roca y está compuesta por un 95% de cloruro de sodio. Se trata químicamente para que adquiera una pureza de mayor grado así como para alargar su tiempo de conservación. Su proceso de refinado, que le otorga asimismo su particular tono blanco uniforme, le provoca una pérdida considerable de minerales. En cuanto a sus usos, están muy extendidos ya que podemos utilizarla para todo tipo de platos, incluso dulces.

      2. Sal de gema o de roca:

Proviene de las minas de sal y se origina gracias a la cristalización del cloruro de sodio. La mina de este tipo de sal más conocida en nuestro país se encuentra Cardona, Cataluña. Tiene un sabor más amargo que la sal convencional ya que contiene un mayor grado de pureza. Su textura es más seca y su tamaño, más grande. Se utiliza para salar el agua y cocinar a la sal.

       3. Flor de sal:

Esta sal, considerada producto gourmet, se extrae de la fina capa que se forma en la superficie de los bancos de sal en las salinas. Tiene un sabor suave y contiene una menor cantidad de sodio en su composición. Se cosecha de manera manual, no se refina y no presenta aditivos en su elaboración. Es usada para emplatar carnes, pescados y verduras. En España destaca la flor de sal de Huelva, Cabo de Gata, Baleares y Delta del Ebro.

       4. Sal Maldon:

Esta sal, también considerada un producto gourmet, proviene del estuario del río Blackwater de Maldon, Inglaterra. Su elaboración es artesanal, tiene una textura crujiente y se presenta en forma de escamas. Es perfecta para añadir a carnes y verduras a la brasa una vez estén cocinadas. Se recomienda aplicar una dosis menor a la de la sal convencional ya que tiene una pureza mayor que ésta última.

       5. Sal del Himalaya:

Esta sal tiene su origen en la mina de Khewra, en el distrito de Jhelum, unas montañas de Pakistán a 1.137 kilómetros de distancia de la cordillera del Himalaya. No está refinada y se presenta en granos gruesos con un peculiar tono rosáceo. Resulta interesante aplicarla para cocinar pescados y carnes a la parrilla.

       6. Sal negra:

El color negro de esta sal se debe a que se mezcla con carbón activo. Tiene origen marino, por lo que su composición es rica en sodio. En la cocina, se usa para decorar platos por su característico y pronunciado tono negro. También sirve para condimentar ensaladas y preparaciones con verduras como protagonistas.

       7. Sal marina:

Hemos dejado esta sal para el final de esta lista porque consideramos que es la mejor opción de todas las mencionadas anteriormente. Es reducida en sodio y rica en otros nutrientes esenciales como potasio, calcio o magnesio, una mezcla que nuestro organismo precisa en su dosis adecuada para su correcto funcionamiento. Tiene su origen en las salinas y no ha sufrido ningún tipo de tratamiento o refinamiento. El tono gris pálido que presenta se debe a la existencia de algas marinas. En la cocina sirve para condimentar todo tipo de platos como ensaladas, pescados y carnes entre otros.

En Fetén la Sal de Murcia, donde te hablamos de los mitos y verdades de la sal del Himalaya, te animamos a que visites nuestra página web y conozcas de primera mano todos los beneficios de nuestra sal, un producto inmejorable por su fantástica relación calidad-precio en el mercado. Nuestra sal tiene un origen y un proceso de elaboración 100% natural, ya que está libre de OGM’s (Organismos Genéticamente Modificados) y componentes sintéticos, aunque su principal beneficio con respecto a la sal convencional es su equilibrada selección de sales minerales con un reducido contenido en sodio. Sin duda, una sal fetén.