En Fetén la Sal de Murcia nos apasiona mantener informados a nuestros usuarios de todas las noticias relacionadas con nuestro producto y nuestro sector. Si en nuestro último post te hablamos de los tipos de sal y sus usos en la cocina, hoy vamos a contarte la información más relevante acerca del sodio.

¿Qué es el sodio?

El sodio es un electrolito esencial para que nuestro organismo funcione de manera óptima. Necesitamos mantener un equilibrio adecuado de sodio e ingerir una dosis adecuada del mismo a diario ya que lo expulsamos con regularidad por el sudor y la orina. Para ayudarnos a encontrar un balance idóneo, la OMS fija una recomendación de consumo de una cucharada de sal al día. Esto equivale a unos 5 gramos de sal, que equivale a 2.3 gramos de sodio, justo la mitad de lo que ingiere de media la población española.

Este exceso en la dosis de sal y, por ende, de sodio, pues la mayor parte de este electrolito que consumimos proviene de la sal, provoca que nuestro cuerpo retenga el agua para compensar el aumento del nivel de sodio en sangre. La consecuencia directa de este abuso es un crecimiento del volumen de sangre en los vasos sanguíneos y de la presión arterial. El aumento de la presión arterial está vinculado a accidentes cerebrovasculares, enfermedades del corazón e insuficiencias cardíacas, fallos renales y retención de líquidos.

Beneficios del sodio

Si se consume de una forma moderada, el sodio es un gran aliado para nuestro organismo y en Fetén la Sal de Murcia te lo vamos a demostrar a continuación con un listado de beneficios que este electrolito puede aportarnos:

  1. Contribuye al mantenimiento del equilibrio de los líquidos corporales.
  2. Ayuda a un óptimo funcionamiento de los músculos y que éstos respondan adecuadamente a los impulsos nerviosos.
  3. Resulta indispensable para una correcta formación de los huesos.
  4. Es esencial para ayudar a enviar impulsos nerviosos a través de los nervios.
  5. Tiene un papel importante en la regulación de la presión arterial.
  6. Participa en el equilibrio osmótico, la concentración de sustancias dentro fuera de las células.
  7. Contribuye al proceso digestivo
  8. Ayuda en la absorción y transporte de los nutrientes.

Para aprovechar estas valiosas propiedades del sodio es necesario que se consuma en su dosis justa. Para conseguirlo hay que prestar especial atención a la gran cantidad de productos salados y no salados que contienen el electrolito y que no somos conscientes de dicha presencia. El sodio está presente en una gran cantidad de alimentos de forma natural como los lácteos, el marisco, los frutos secos o la verdura entre otros. Además, se añade a otros productos como las conservas enlatadas, platos precocinados o bollería industrial.

¿En qué se diferencia de la sal?

Los términos sal y sodio no son sinónimos, a pesar de que muchas personas las usan como si de tal relación semántica de semejanza se tratase. La sal de mesa se conoce químicamente como cloruro de sodio ya que está compuesta por una mezcla de un 40% de cloro y un 60% restante de sodio. Por su parte, el citado sodio es un elemento químico presente, en mayor medida, en la sal que los hogares de todo el mundo usan a diario como aditivo para acompañar sus platos.

La clave, como señalábamos anteriormente, está en un consumo moderado y óptimo para nuestro organismo para así aprovechar todas sus propiedades. Por eso te recomendamos que visites nuestra web y descubras los beneficios de nuestra sal baja en sodio, un producto inmejorable por su fantástica relación calidad-precio en el mercado. Fetén la Sal nace en la Región de Murcia, a partir de la Sal Marina de alta calidad, rica en oligoelementos que obtenemos en las Salinas del Parque natural de San Pedro del Pinatar. Nuestra sal tiene un origen y un proceso de elaboración 100% natural, ya que está libre de OGM’s (Organismos Genéticamente Modificados) y componentes sintéticos, aunque su principal beneficio con respecto a la sal convencional es su equilibrada selección de sales minerales con un reducido contenido en sodio.