En Fetén la Sal de Murcia nos preocupamos por la salud de la sociedad y lo demostramos, por ejemplo, con la publicación de numerosos artículos relacionados con el buen uso de la sal. Si hace apenas dos semanas te contamos cuál es la mejor sal para las embarazadas, hoy vamos a hablarte de la sal marina.

El mercado nos ofrece cada día más variedades de sal. Desde la sal común hasta la sal rosa del Himalaya, de la que te contamos toda la verdad sobre sus supuestos beneficios, pasando por la citada sal marina. Esta última va a ser la protagonista principal de estas líneas, pues vamos a desgranar tanto sus propiedades y beneficios como sus usos y sus diferencias con la sal de mesa convencional.

Propiedades y beneficios de la sal marina

La sal marina es un mineral que se obtiene de la evaporación del agua de mar o de los lagos de agua salada. Ingerir una cantidad de sal marina de calidad es primordial para el correcto funcionamiento de nuestro organismo. Aunque no debemos olvidar la importancia de consumirla con moderación para no padecer efectos no deseados derivados del exceso de sodio como hipertensión, enfermedades cardíacas o accidentes cerebrovasculares.

Así lo asegura Patricia Restrepo, directora del Instituto Macrobiótico de España (IME): “Además, de tomar una sal marina no refinada es muy importante tomarla con moderación. Algunos síntomas que pueden reflejar estar abusando en su consumo son tener sed constantemente, mucho apetito, somnolencia, falta de energía, tener las mandíbulas muy tensas”. Para que conozcas todavía más a fondo la sal marina a continuación te enumeramos un listado con sus diversos beneficios y propiedades:

  1. La sal marina de calidad es natural y no ha sufrido tratamientos químicos.
  2. Al tener un sabor intenso, necesitarás agregar una menor cantidad para adicionar tus alimentos y evitarás así las nefastas consecuencias para tu salud de un exceso de sodio.
  3. Ingerir sal marina auténtica en cantidades moderadas favorece un óptimo drenaje de toxinas, aumenta la vitalidad, contribuye el buen funcionamiento renal, mejora la sexualidad y reconstituye el sistema óseo y capilar.
  4. Promueve la digestión gracias a que su sabor salado inicia el flujo de saliva y jugos estomacales.
  5. A nivel emocional, la sal marina es un factor que favorece una adecuada salud mental y una mejora de la capacidad de concentración.

¿Qué usos tiene la sal marina?

La sal marina se emplea en el sector gastronómico como aditivo de numerosos platos y recetas, aunque también se usa como exfoliante corporal y capilar debido a su textura gruesa. En cuanto a su utilización en la cocina, lo idóneo para aprovechar todos los beneficios de la sal marina es cocinarla. “es que la sal es mejor tomarla cocinada, mejor que en crudo para la buena absorción de sus nutrientes. En cualquier caso, es fundamental tener claro que es tan perjudicial para la salud el abuso como la carencia en el consumo de sal. Uno o dos pellizcos serán suficientes para condimentar nuestros guisos”, afirma la citada Patricia Restrepo.

Pero no sólo podemos sacar partido de sus propiedades en temas gastronómicos ya que, como te comentábamos, la sal marina también es un gran aliado para nuestro rostro, nuestro cabello y nuestros pies. La textura gruesa de la sal marina le otorga un poder exfoliante que nos servirá para eliminar impurezas de la cara y suciedad del pelo y cuero cabelludo así como para suavizar las durezas de plantas y talones del pie.

¿En qué se diferencia de la sal común?

Las principales diferencias entre la sal marina y la sal común están en su procesamiento, su sabor y su textura. Mientras que la sal marina se obtiene a través de la evaporación del agua de mar o de lagos de agua salada, la sal de mesa convencional sufre un proceso de refinamiento y se extrae, generalmente, de depósitos subterráneos de sal. “Una sal que haya sido refinada, tratada con químicos o aditivos para blanquearla, por ejemplo, puede ser muy perjudicial para nuestro cuerpo. Muchas personas no saben realidad qué sal están tomando y es importante saber que sal de mesa común refinada está compuesta en un 99,99% de cloruro de sodio y el resto de su composición es agregado de yodo para que el cloruro pueda ser ingerido y destroxa, que no deja de ser una forma de azúcar”, afirma Patricia Restrepo, directora del IME y experta en nutrición.

En cuanto al sabor, reiteramos que la sal marina tiene un gusto más potente que la sal común, por lo que precisarás menor cantidad de sal para otorgarle un sabor agradable a tus alimentos. Eso se traduce en una menor presencia de sodio y, por tanto, más respetuoso con la salud de tu organismo. Por último, su color y su textura también son diferentes. La sal marina es más gruesa y presenta una tonalidad más gris debido a su naturalidad, mientras que la sal convencional es blanca y fina.

Visita nuestra página web y descubre todos los beneficios de nuestra sal, un producto inmejorable por su fantástica relación calidad-precio en el mercado. Fetén La Sal nace en la Región de Murcia, a partir de la Sal Marina de alta calidad, rica en oligoelementos que obtenemos en las Salinas del Parque natural de San Pedro del Pinatar. Nuestra sal tiene un origen y un proceso de elaboración 100% natural, ya que está libre de OGM’s (Organismos Genéticamente Modificados) y componentes sintéticos, aunque su principal beneficio con respecto a la sal convencional es su equilibrada selección de sales minerales con un reducido contenido en sodio.