Si en nuestra última publicación te contamos toda la verdad sobre la sal rosa del Himalaya, hoy, en Fetén La Sal de Murcia vamos a hablarte acerca de la mejor sal para las embarazadas.

Durante el embarazo, una de las mayores preocupaciones que tienen las mujeres es la alimentación. No es de extrañar semejante inquietud, pues tanto la salud del feto como de la madre dependen en buena medida de las comidas y bebidas tomadas a lo largo de la gestación.

¿Por qué tienen qué vigilar el consumo de sal las embarazadas?

Nueve meses en los que las embarazadas deben vigilar más que nunca el consumo de ciertos alimentos como la sal. Este aditivo siempre ha generado cierta controversia en cuanto a la dosis exacta en la cual es segura para nuestro organismo. Si atendemos a la cantidad establecida por la OMS como provechosa para nuestra salud, no deberíamos de ingerir más de 5 gramos al día. Pero, ¿sirve esta recomendación para las mujeres embarazadas? La respuesta es no y así se puede extraer de diversos estudios que aseguran que se debe reducir todavía más la ingesta de sal durante el embarazo.

¿Qué consecuencia tiene un exceso de sal en las embarazadas?

Un consumo excesivo de sal a lo largo de la gestación podría desencadenar en graves consecuencias para el bebé. Según el Centro de Investigación Química Monell de Filadelfia, comer mucha sal en los dos primeros trimestres del embarazo aumenta el riesgo de que el feto nazca con un peso máximo de 2,5 kg. Otros estudios manifiestan asimismo que una dieta rica en sal de una mujer encinta podría impedir el correcto desarrollo de los riñones del feto comprometiendo así la función renal de los mismos.

Los riesgos que entraña para la mujer el consumo elevado de sal en el embarazo van desde la hipertensión hasta la preeclampsia pasando por la retención de líquidos. Esta última complicación puede conducir a la aparición de edemas en las extremidades inferiores a medida que avanza el embarazo. La hinchazón de las piernas por la mala circulación se suele acentuar durante el último trimestre de gestación.

¿Cuál es la sal más beneficiosa durante el embarazo?

A pesar de todas estas contraindicaciones, es necesario aclarar que no se aconseja eliminar del todo el consumo de sal en el embarazo. De hecho, este aditivo es una de las principales fuentes de sodio para el organismo, un mineral muy necesario para buen funcionamiento del mismo. El sodio asegura un correcto equilibrio entre el agua y los solutos a ambos lados de la membrana celular. Es por ello que un bajo aporte de sodio podría comprometer la salud del bebé y de la madre al afectar la capacidad de la placenta para mantener suficiente líquido amniótico cubriendo al feto.

La clave está en encontrar el equilibrio perfecto y compensar el sodio presente en el resto de alimentos salados que consumimos con la elección de una sal baja en este mineral como la de Sal Fetén de Murcia. También es muy importante evitar la ingesta de productos ultraprocesados ya que la sal presente en los mismos contiene glutamato monosódico, un componente sintético para potenciar sabores que está vinculado a un aumento del riesgo en la aparición de problemas cardíacos. En Fetén la Sal de Murcia tenemos la sal perfecta para mujeres embarazadas ya que nuestro producto es reducido en sodio y rico en calcio y potasio, que te aportarán numerosos beneficios como una buena circulación sanguínea, un óptimo funcionamiento muscular o un correcto balance de agua del organismo.