En Fetén la Sal, donde te contamos que la sal marina ha multiplicado sus ventas en tiempos del coronavirus, volvemos hoy a las andadas en nuestro blog para con la publicación de un artículo en el que te hablaremos acerca de ocho razones para no excluir la sal de tu dieta.

Comer, además de ser una de las mayores satisfacciones del ser humano, supone una acción indispensable para afrontar cada día con ánimo y energía. Una dieta saludable es fundamental para gozar de una buena salud y conseguirlo es fácil si incorporamos a nuestra alimentación productos de origen natural y sin procesar. La sal marina es uno de esos alimentos que, además de condimentar y otorgarle sabor a las comidas, aporta a nuestro organismo una gran cantidad de beneficios. Al no estar manipulada ni refinada, la sal marina preserva las numerosas propiedades que contienen sus minerales. Eso sí, en Fetén la Sal recomendamos consumirla con moderación, tal y como aconsejan organismos especializados en materia de salud como la OMS.

La sal contribuye a la prevención del envejecimiento celular gracias a su gran poder antioxidante, además de preservar el buen funcionamiento de el aparato digestivo, cerebral y nervioso. No te pierdas a continuación los 8 motivos por los que debes incluir la sal en tu dieta:

  1. Llevar una dieta saludable e introducir sal marina en nuestros platos contribuye a la producción de ácido clorhídrico, un ácido natural indispensable para realizar una óptima digestión.
  2. Consumir sal marina ayuda a la creación de enzimas digestivas y bacterias saludables para una correcta absorción de los nutrientes procedentes de otros alimentos como vitaminas y minerales.
  3. La ingesta de sal de mar en cantidades adecuadas contribuye a la regulación de los niveles de colesterol y de la presión arterial. Sus minerales reducen significativamente las probabilidades de sufrir un infarto o un derrame cerebral.
  4. Al conservar todas sus propiedades minerales, la sal marina facilita la regulación del pH de la sangre y la alcalinización del organismo, un estado esencial para para la eliminar toxinas y otros ácidos presentes en el cuerpo.
  5. Debido a su cantidad de sodio, la sal marina nos ayuda a preservar los niveles de sodio y potasio equilibrados, contribuyendo así a que nuestras células dispongan del líquido necesario para su correcto funcionamiento.
  6. La sal marina es fundamental para producir una óptima conexión entre las células cerebrales debido a su aporte de electrolitos. Esta adecuada conexión es clave para que las células del cerebro enlacen satisfactoriamente con el sistema nervioso y muscular.
  7. La sal marina nos aporta un variado perfil de minerales que contribuyen al fortalecimiento de las células y a la generación de anticuerpos. De este modo, las defensas del organismo se tornan más resistentes y el sistema inmune está preparado para hacer de barrera ante posibles enfermedades o infecciones.
  8. La sal marina inhibe la creación de cortisol, por lo que nos ayudará a disminuir de forma completamente natural los niveles de estrés.

Sin duda, un alimento que consumido con moderación pasa por ser uno de los más completos para gozar de buena salud. Visita nuestra página web y descubre todos los beneficios de nuestra sal, un producto inmejorable por su fantástica relación calidad-precio en el mercado. Fetén la Sal nace en la Región de Murcia a partir de sal marina de alta calidad y rica en oligoelementos que obtenemos en las Salinas de Parque natural de San Pedro del Pinatar. Nuestra sal tiene un origen y un proceso de elaboración 100% natural ya que está libre de OGM’s (Organismos Genéticamente Modificados) y componentes sintéticos, aunque su principal beneficio con respecto a la sal convencional es su equilibrada selección de sales minerales con reducido contenido en sodio. Además, el destacado contenido de potasio en nuestra sal nos ayudará a que las paredes de las arterias se expandan y permitan un flujo de sangre más libre para que la presión arterial disminuya.